Desde 1994 en la Red. La pagina de los aficionados a la electronica, informatica y otras curiosidades de la vida. No dudes en visitarnos.
Ahora 2 visitas.| 3211150 Visitas (desde Dic. 2011), hoy: 452 Visitas 943 Pag. Vistas , ultimos 36 dias: 17577 Visitas. 94694 Pag. Vistas. Tu IP: 100.24.118.144
Que ando curioseando:
AutosuficienciaCosas de casaElectronicaEn InternetInformáticaMundo MisticoSin categoríaSociedadTe lo recomiendo

Identifican al hacker amante de la moda que robó imágenes inéditas de revistas

La policía estadounidense ha identificado a un pirata informático que el año pasado penetró en los servidores de Conde Nast para robar imágenes inéditas de moda y celebridades.

Ross Ulrich, un estudiante de Diseño Gráfico de 22 años, admitió que había robado las fotos para ser el primero en publicarlas en su blog. Ulrich explicó que los blogs y sitios de fanáticos compiten por tener acceso a fotos de paparazzis y de agencias de fotografía antes que sus rivales. Las fotos son más valoradas si son inéditas y tienen buena resolución.

Ulrich afirma que encontró en Google un listado de sitios web comprometidos, en los que se mostraban las direcciones FTP y contraseñas para acceder al contenido de los sitios. Esto hizo que el intruso no necesitara forzar su ingreso a los servidores. Sin embargo, Ulrich recalcó que este tipo de datos está a la venta en el mercado negro.

El intruso consiguió imágenes de Demi Moore que iban a aparecer en la portada de diciembre de 2009 de la revista “W”. Ulrich no tardó en publicarlas en su blog, pero Conde Nast también reaccionó pronto y ordenó al joven que las retirara del sitio.

Pero esta no es la única imagen que Ulrich robó de los servidores comprometidos: en total descargó 1.100 archivos, muchos de los cuales compartió en Internet con otros amantes de la moda. Entre estos archivos se encontraban fotos que iban a publicarse en las revistas GQ, Vogue, Lucky y Teen Vogue.

El atacante también admitió que había penetrado en los servidores de Warner Bros., desde donde tuvo acceso a imágenes y videos de películas que todavía no habían terminado de producirse. El intruso también irrumpió en sitios de empresas de publicidad y otras revistas de moda.

Ulrich hizo un trato con Conde Nast y deberá pagarle una indemnización de $12.000 para evitar un juicio y una posible condena de prisión por violar sus derechos de autor. Warner Bros. también había demandado al atacante, pero todavía no se sabe qué giro tomará este proceso ahora que se conoce la identidad del intruso.

Fuente: Kaspersky Lab

Escribe un comentario

Tu comentario