Desde 1994 en la Red. La pagina de los aficionados a la electronica, informatica y otras curiosidades de la vida. No dudes en visitarnos.
Ahora 5 visitas.| 2994273 Visitas (desde Dic. 2011), hoy: 524 Visitas 6764 Pag. Vistas , ultimos 36 dias: 17034 Visitas. 100929 Pag. Vistas. Tu IP: 3.215.177.171
Que ando curioseando:
AutosuficienciaCosas de casaElectronicaEn InternetInformáticaMundo MisticoSin categoríaSociedadTe lo recomiendo

EL ANTICIETERA


Mecanismo computado hallado en 1900 por pescadores de esponjas griegos entre los restos de un naufragio en las cercanías de la isla que lleva ese nombre, se conoce su probable procedencia ( la actual Turquía o la isla de Rodas ) aunque no necesariamente su orígen.

Se trata, de una rueda metálica llena de incrustaciones y engranajes de metal redondos y dentados, un mecanismo formidable y complejo de precisión que la ciencia moderna no ha podido aún determinar pese a más de un siglo de minuciosos análisis ( a diferencia del resto de los oopart, el Anticitera ha sido bienvenido en los círculos académicos oficiales ).

Se especuló sobre un posible dispositivo astronómico, un astrolabio, un instrumento naval de navegación y hasta allí llegó la imaginación y la falta de conocimientos requeridos por nuestra ciencia.

Es obvio que el instrumento es mucho más que todo eso, como bien lo sentenció uno de los primeros científicos en estudiarlo, el Dr. Derek De Solla Price, a quien le provocó además un quiebre intelectual y cultural: “Es el instrumento científico más antiguo y más complejo que existe: un ordenador del siglo I a.c.”

No sólo sus funciones son aún demasiado complejas para nuestra ciencia, sinó su confección misma: planchas de 6 mm.de grosor, recortes en los dientes de los engranajes de una precisión matemática imposible, ángulos uniformes, acople perfecto de las ruedas dentadas para rotar sin atascarse, separaciones entre niveles de engranajes de un promedio de 1,35 mm. ( esto es directamente nanotecnología, y de la que aún se nos promete para el futuro )

y por si todo esto fuera poco, engranajes de distintos tamaños, cada uno con un número diferente de dientes que se engranan para rotar a diferenes velocidades ( los engranajes pequeños rotaban más veces y más rápido que los grandes y viceversa ) constituyendo un sistema diferencial de 17 capas de engranajes(¡!), de los cuales ¡para colmo! los de corona se mueven a la inversa, mientras dos de las ruedas están desviadas intencionalmente con un alfiler, todo lo cual requiere una precisión global, una vez más, “imposible”.

En este caso, dos integrantes del mismo equipo de la Universidad de Cardiff, en Gales, uno de los teams que investigó el artefacto ( como explicamos más ampliamente en nuestro post sobre el tema ), lograron resumir, en una sola conferencia, las dos voces que suelen escucharse en estos casos, y que citaremos aquí como inmejorable corolario para todo lo expuesto:

El profesor de Astronomía Michael Edmunds, jefe del equipo, dijo: “Cuando tú ves esto, la mandíbula simplemente se te cae y piensas: maldita sea, qué ingenio, qué diseño técnico más brillante!” Mientras que otro miembro del mismo grupo trató de complementar así las declaraciones de su jefe: “Esto debió ser importante para llevar un control temporal de las festividades agrícolas y religiosas”. Say no more.

Fuente: http://nadanoslibradeescorpio.blogspot.com.es

Escribe un comentario

Tu comentario