Desde 1994 en la Red. La pagina de los aficionados a la electronica, informatica y otras curiosidades de la vida. No dudes en visitarnos.
Ahora 2 visitas.| 2566003 Visitas (desde Dic. 2011), hoy: 502 Visitas 2325 Pag. Vistas , ultimos 36 dias: 25517 Visitas. 65802 Pag. Vistas. Tu IP: 3.231.228.109
Que ando curioseando:
AutosuficienciaCosas de casaElectronicaEn InternetInformáticaMundo MisticoSin categoríaSociedadTe lo recomiendo

Pirámides

Hace ya casi 5000 años que la meseta de Gizeh se convirtió en la necrópolis real de Menfis, capital de los faraones de la IV dinastía. En esta llanura se encuentran las tumbas de los faraones Keops, Kefrén y Micerino, y también la estatua que fue bautizada como “Esfinge” por Heródoto (historiador y geógrafo al que se considera padre de la historiografía).

Mucho es lo escrito hasta la fecha sobre el poder de las pirámides, tanto que la fama de su misterio no resulta desconocida para nadie.

Está comprobado que una manzana depositada en el interior de la pirámide se deshidrata pero no se pudre. En 1859 el científico Werner von Siemens, creador de la compañía alemana que lleva su nombre, estaba instalando un tendido telegráfico por Egipto y se le ocurrió subir a la cima de una de las pirámides. Una vez en la cúspide, levantó su mano en señal de victoria y sintió un cosquilleo que recorrió su cuerpo. Volvió a subir a la pirámide con una botella provista de un cuello de metal y envuelta en papel mojado, la levantó por encima de su cabeza y comprobó que se cargaba de electricidad estática; al soltarla saltaban chispas.

El herrero francés Antoine Bovis, aficionado a la radiestesia, realizó un viaje a Egipto en la primera mitad del siglo XX. Visitando la Gran Pirámide, observó que había restos de animales muertos en la cámara del rey que presentaban un estado de momificación y que no olían.

Al volver a casa, encargó una pirámide de madera a escala, y la colocó en su jardín orientada con los 4 puntos cardinales. Dejó dentro un gato muerto. Al cabo de unas semanas retiró la pirámide y encontró el cuerpo del gato momificado y sin desprender mal olor. Investigó con otros animales, carne, huevos y otros alimentos. El resultado de sus investigaciones se publicó, y un ciudadano checo llamado Kart Drbal, que no creyó que esto fuese cierto, construyó su propia pirámide. Comprobó que los alimentos y las flores se mantenían más tiempo frescos. Colocó en su interior una cuchilla de afeitar usada y pudo comprobar que ésta recuperaba su filo. Después de 10 años consiguió patentarlo. Explicó que su cavidad es resonante, debido a las microondas cósmicas, y, con la ayuda convergente del campo magnético de la Tierra, se produce la regeneración microcristalina del filo de la cuchilla.

Un norteamericano de origen húngaro llamado Max Coth compró a Drbal la patente y obtuvo un gran éxito. Él trabajó sobre el poder regenerador que la energía de la pirámide tiene sobre las energías espirituales del ser humano.

En uno de los vuelos de la compañía aérea “Swis Air”, cuando sobrevolaba la Gran Pirámide de Keops, el avión perdió momentáneamente el control. Los pilotos no supieron dar explicación a las causas y la compañía decidió cambiar la ruta para no pasar sobre las pirámides.

Existen numerosos estudios sobre las medidas de la Gran Pirámide. En uno de ellos se afirma que multiplicando por 10 la altura de la misma expresada en decimales, y elevando el producto a la novena potencia, se obtendría exactamente la distancia del Sol a la Tierra en el equinoccio: 148.208.000 Km.

Una de las medidas utilizada por los antiguos egipcios es la pulgada piramidal (25,4264 mm.). Esta medida es un submúltiplo del radio polar, y es considerada por algunos matemáticos como una medida más exacta que el metro (el cual se establece como la cuarenta millonésima parte del meridiano terrestre).

Se podría seguir hablando de los adelantados conocimientos astronómicos de esta antigua civilización. Cada medida está relacionada a distintos datos; por ejemplo, la mediada del perímetro de la base de la pirámide de Keops en pulgadas piramidales corresponde exactamente a la duración del año solar.

MI EXPERIENCIA EN EGIPTO

Por fin pude viajar a Egipto. Realmente sentía curiosidad por encontrarme dentro de una verdadera pirámide y allí poder utilizar el péndulo.

He de decir que no hay tantos Vórtices Energéticos en Egipto como en España. Allí son realmente escasos. Realicé un crucero por el Nilo, visitando los templos más importantes de sus riberas. En cada ciudad, repetía la misma pregunta: “deseo ser consciente del Vórtice Energético más cercano”. Mi radio de acción sin plano lo tenía establecido en 33 Km. En la mayoría de los casos no obtenía respuesta positiva, y cuando la obtenía, no encontraba ningún punto con una radiación superior a las 13500 UB.

Algunos templos, no todos, están construidos sobre un “Ángulo Sacro” (tres Puntos de Poder de 13500 UB, el central situado sobre un cruce Curry con vena de agua subterránea). En los templos que se daba este caso, el Ángulo Sacro se hallaba situado en el santuario del templo, un pequeño recinto que albergaba la estatua del dios al que estaba dedicado. Sólo el vórtice central estaba situado al lado de dicha estatua, en la parte central del pedestal; los otros dos puntos no estaban situados sobre lugares estratégicos.

Al llegar a El Cairo, y más concretamente a la meseta de Gizeh, al hacer mi pregunta, el péndulo me señaló cuatro puntos con una energía superior a las 13500 UB. Tres de ellos correspondían a las pirámides, y me marcaba un cuarto situado a una distancia de unos 3,5 Km. en dirección sureste. El cuarto vórtice no tuve la oportunidad de prospectarlo físicamente, para poder comprobar si se encontraba en el interior de algún templo o simplemente estaba aún por descubrir.

Sólo pude acceder al interior de la pirámide de Kefrén, la mediana de las tres, la mejor conservada. Nada más penetrar en su interior por un inclinado y bajo pasaje, pude comprobar que allí la medición me marcaba 13500 UB en todo el trayecto. Al llegar a la cámara funeraria, un recinto de forma rectangular de 3×12 m. aproximadamente, con el sarcófago en su cara oeste, volví a repetir mi pregunta… y allí estaba.

Frente a mí se encontraba uno de los grandes misterios de la pirámide, la razón que hace que estas tres pirámides sean especiales. Esto es algo que lleva allí 5000 años esperando a que alguien llegue y lo descubra. ¿Por qué yo? ¿Cuántos zahoríes, radiestesistas y geobiólogos han pasado por allí en los últimos cien años?

Según el guía egipcio que nos acompañaba (el cual había estudiado filosofía en Madrid y egiptología en El Cairo), en Egipto se contabilizan 118 pirámides. En el resto no se dan estas mediciones, tan solo en estas tres. ¿Por qué?

El centro de la cámara del rey en la pirámide de Kefrén está situado sobre un Punto Estrella con una vena de agua que aún se mantiene. Ésta se sitúa unos 180 m. bajo el nivel de la pirámide en dirección N-S. No es una geopatía, es un Vórtice de Energía espiritual de 19500 UB. Al atravesar éste la pirámide se expande por la totalidad de la misma con una medición de 13500 UB en todo su volumen, con excepción de un círculo central de unos 60 cm. de diámetro, que es donde se registran las 19500 UB. Dentro de la pirámide se detectan las redes telúricas, es decir, no están anuladas; simplemente su radiación es muy superior a lo normal (línea Curry 10000 UB, cruce Curry 6500 UB, línea Hartmann 10500 UB, cruce Hartmann 7200 UB).

Esto que acabo de escribir no está publicado hasta la fecha, por tanto he de entender que nadie lo ha descubierto hasta ahora.

La Gran Pirámide de Keops la tuve que prospectar desde fuera. En ésta el Vórtice Energético está situado igualmente sobre un Punto Estrella, pero la vena de agua que se encontraba a unos 33 m. de la superficie en dirección N-S ya no existe. Es por eso que se registran 19000 UB en lugar de 19500; en el resto de la pirámide hay 13000 UB. En la de Micerinos sucede lo mismo: la vena de agua ya no existe, y supuestamente se encontraba a unos 85 m en dirección SE-NO.

La calidad biótica del terreno fuera de las pirámides arroja una lectura de 7500 UB. Las llamadas pirámides satélites que rodean a las grandes pirámides no registran las mismas mediciones que sus hermanas mayores ya que no fueron construidas sobre un Vórtice Energético, pero aún así también tienen su magia. Prospecté una desde fuera, ya que su entrada no está habilitada. En su interior la medición es de 8500 UB; es decir, dentro de la pirámide se registran 1000 UB más que en el exterior de la misma. No prospecté las redes telúricas que surcan esta pirámide. Lo he hecho desde casa y el resultado es el siguiente: líneas Hartmann 6500 UB, cruce Hartmann 5800 UB, líneas Curry 6000 UB y cruce Curry 5500 UB.

Hay otro dato que, allí con la emoción, se me pasó por alto, y que podría desvelar otro gran misterio de las pirámides: el de su tamaño. Lo lógico habría sido que la primera pirámide fuese la más pequeña. Kefrén después de ver la obra de su padre Keops, debería haberla superado, y Micerino debería haber intentado superar las de su padre y su abuelo. Según los egiptólogos, hacían falta muchos recursos para emprender obras de tal envergadura, y posiblemente se tuvieron que conformar con lo que hicieron, que no es poco.

Tengo todo grabado en mi mente y esto es tanto como estar allí. Posiblemente hace 5000 años las líneas Hartmann y Curry al no tener la incidencia de la contaminación electromagnética de nuestro tiempo no eran geopatógenas; pero, y las de 2º, 3er y 4º orden ¿tampoco lo eran? Lo que no hice allí, y he hecho desde casa, es prospectar estas líneas. No hay ninguna en el interior de las pirámides; curiosamente, fuera sí.

En el exterior de la Pirámide de Keops, muy cercana a la cara Norte, hay una línea Hartmann de 3er orden; sus caras Este y Sur, están delimitadas por 2 líneas Hartmann de 2º orden. Las caras Norte y Oeste de la Pirámide de Kefrén están delimitadas por líneas Hartmann de 3er orden. Las caras Norte y Este de la Pirámide de Micerino están delimitadas por sendas líneas Hartmann de 2º orden.

¿Qué importancia tiene este dato? Es muy simple. Si la antigua civilización era conocedora de las redes telúricas y las evitaban en vida por conocer su nocividad, ningún faraón querría tener un lugar patógeno en su morada eterna. Esto condicionaría las medidas de la base de la pirámide y por lo tanto su tamaño. Mi teoría es que algún rabdomante de la corte de Keops descubrió estos Puntos de Poder, y los aconsejó para la construcción de algún templo. Lógicamente Keops eligió la que consideró mejor ubicada, posiblemente por tener una vena de agua a pocos metros. En un libro que traje de Egipto, he leído que en la cámara más baja existe un pozo interior; posiblemente éste llegaba hasta el agua. Su hijo y su nieto construyeron sobre los otros dos puntos restantes.

Hay otro dato importante del que quiero dejar constancia. Al penetrar en la pirámide, el pasillo es descendente. Es decir por debajo del nivel del suelo la radiación también era superior. Mi primera pregunta al salir de ella fue “¿hasta dónde se proyecta la “sombra” de la pirámide por debajo de la misma?” La sombra energética forma una pirámide invertida hacia abajo de un tamaño similar a la de la superficie.

Existen otras pirámides en el mundo que también cuentan con un Vórtice Energético en su interior. Puede que haya más, pero yo sólo los he detectado en dos pirámides de México, la pirámide del Sol en las ruinas Aztecas de Teotihuacan, y la pirámide de Kukulcán en el complejo Maya de Chichén-Itzá (ambas cuentan con un Vórtice Energético de 24500 UB). Aunque la orientación entre las pirámides mayas y egipcias no es coincidente, sí que lo es la ubicación en las mismas del Vórtice Energético con respecto al vértice.

¿Son realmente los Vórtices Energéticos caminos interestelares o puertas a otras dimensiones? ¿Qué secretos guardan en su interior estas estructuras y con fin fueron construidas? Puede que nunca lleguemos a desvelar por completo su secreto, incluso puede que su origen no tenga la respuesta en este planeta.

Fuente: http://www.radiestesiaysalud.com/piramides.htm

Escribe un comentario

Tu comentario